Pottergasm II

Posted on Dic 27, 2011 in Blog | 0 comments

Para Ud. que lo pidió. Luego de la reseña de Harry Potter – Film Wizardry:

 

Harry Potter – From Page to Screen. 
Lo primero que llama la atención de este libro no es su preciosa tapa (muy sobrio azul con dorado y laca), ni tampoco su tamaño (formato de unos 24 x 36 cm). Lo primero que llama la atención de este libro es su peso, ya que con alrededor de 3,7 kilogramos es sin duda la pesadilla de cualquier lector.
Que este peso nos dé una idea de lo que trae este librito.
Lo primero que tendría que establecer, para hablar de manera apropiada de este libro, es compararlo con Harry Potter – Film Wizardry.
Si «Film Wizardry», es cantidad, «Page to Screen» es calidad. Donde  «Film Wizardry»  es una extensa y alegre colección de fotos, réplicas y anécdotas del proceso de producción de las películas, «Page to Screen» es el diario de producción.
Si en algún momento comenté que las imágenes de Film Wizardry parecían chicas, «Page to Screen» muestra lo que tiene que mostrar con lujo de detalles. Si «Film Wizardry» comenta que hubo muchos directores que se interesaron en el proyecto, «Page to Screen» te cuenta como Steven Spielberg no tomó el puesto, porque no se lo dieron a Terry Gilliam y por qué Chris Columbus quiso ser el último entrevistado.
Si bien el libro no cuenta con la cantidad de imágenes que uno quisiera (el libro sería infinito, lo que mucho me encantaría), se pueden apreciar una cantidad absurda de perlas; sean guiones preliminares, fotos de las locaciones, props de todo tipo, arte conceptual, lo que a uno se le ocurra y más.
Para empezar, en la quinta página nos topamos con Dumbledore, quien por poco pareciera habernos chocado en un pasillo.
«¿Por aquí no se llega al baño?»

 

Antes de los contenidos, nos encontramos con el siguiente montaje -que como montaje será horripilante y lo siento, había que decirlo- pero marca el índice y cuenta los diferentes contenidos del libro:

 

Por suerte, en la foto no se aprecia lo barato del montaje.
Aparte de traer una sección para todas y cada una de las películas (Parte I) el índice también señala un apartado para el arte de las pelis (Parte II). Esta sección incluye una parte dedicada a los personajes y al costuming, otra a las locaciones y diseño de los sets, otra de criaturas (más maquillaje y efectos digitales) y por último artefactos y construcción de props.
La Parte III es brevísima y solo incluye algunas fotos conmemorativas del final de las grabaciones, el colofón y los agradecimientos.
El famoso mapa
Una de las cosas que más esperaba de «Page to Screen» era una versión algo más legible del mapa de Hogwarts que Rowling dibujó para la producción.
Había visto reproducciones online e incluso aparece en varios documentales, pero tenerlo en frente y poder leerlo bien es otra cosa.
Diseños, trajes y demás parafernalias de Quidditch
Como dije, el libro tiene una cantidad de detalle absurda, lo que es genial porque responde muchas preguntas: Una de ellas (y muy importante) es por qué los ojos de Harry no son verdes en las películas, siendo que tan simple como ponerle al niño unos lentes de contacto.
¿!Pues no resulta que lo hicieron?! Al comienzo de la filmación le pusieron a Dan Radcliffe lentes de contacto pero pronto le causaron una reacción alérgica que lo tenía todo el tiempo con los ojos rojos y llorosos. Al parecer esto fue hasta útil para el final de la primer película (lo primero que se filmó), pero inservible para todo el resto, así que hubo que cancelar los lentes. También probaron modificar el color digitalmente, pero el resultado al parecer no fue bueno.
Modelos del castillo.

 

Algo similar pasó con un set de prótesis dentales para Hermione, con las cuales Emma Watson apenas podía hablar. Según el libro se puede notar hacia el final de la primer película, pero se omitió para todo el resto de la filmación.

Página del baile de Navidad

 

Paginas de personaje de Lupin y Tonks

 

Las hojas de personaje son algo que destaca y muy bien, en especial cuando se ven los detalles: Las telas gastadas, las texturas, las composiciones de color ¡todo tiene sentido!
La página de Tonks, por ejemplo, marca perfectamente la forma en que el personaje madura, desde su primer look «punkoso», pasando por túnicas de maternidad y hasta la pelea final en Hogwarts (…más esa imagen que siempre me negué a creer que fuera canon).

 

Página de personaje de Luna

 

Páginas de los hermanos Weasley

 

Algunas páginas pecan por lo brevísimas que son, pero no puedo dejar de recordar que el libro es suficientemente pesado así como viene.

 

Planta de Hogwarts

 

La parte de los sets es todo lo que hubiera querido hace 5 años, cuando jugaba religiosamente en Somos Muggles.
Si yo me quejo de que no existe un Marauder’s Map, bastante me contento con la planta del nivel más bajo de Hogwarts, hecha para facilitar la creación de los modelos del castillo.
No trae tanto detalle como uno quisiera (ni siquiera es tomada como un canon en la producción de las películas), pero facilita el entendimiento de las entradas y salidas, acantilados y la localización de diferentes lugares que, para los que hemos jugado RPGs, hubiera sido información vital.
Lamentablemente, la foto -sacada con mi celular- no estará jamás a la altura.

 

Gryffindor Common Room

 

Slytherin Common Room

 

Aquí es donde me lamento de que las demás salas comunes no hayan salido en las películas. Los detalles y las descripciones hacen que todo cierre.

 

Mapa de Diagon Alley

 

Ministerio de Magia

 

Es increíble lo cuidado que está el detalle cuando se nota la inclusión del carrito de «Ministry Munchies» (que no se lee en la foto).

 

Página cuádruple del Hungarian Horntail (jodida de fotografiar)

 

La sección de criaturas tampoco tiene desperdicio. Por ellas pasan los dragones, pixies, centauros, obviamente hay menciones especiales para Buckbeak y los thestrals, con una cantidad de arte preliminar y final que quita todas las dudas.

 

Nagini, la serpiente mamífera.

 

Como esta, de Nagini. Si alguna vez les causó curiosidad eso de que Voldemort tomara la leche de su ofídia compañera, la imagen ahí arriba despeja muchos interrogantes.
…O crea muchos más. Según.

 

Diseños de varitas

 

Es sabido lo mucho que se cuidó todo lo relacionado con las varitas, y es increíble ver la diferencia entre ellas todas, más los diseños que jamás se usaron.

 

Vuelo en escoba (Moody tiene la posta).

 

Las Reliquias.

 

En definitiva, «Page to Screen» podría llegar a ser una suerte de Biblia de las películas de Harry Potter. Si bien no es tan extenso como el fanático enfermo quisiera (léase: yo) se entiende perfectamente que más libro sería hasta peligroso para la salud del lector.
En especial porque este tipo de libro es para disfrutarlo en la cama o en la mesa y en ningún otro lugar. Esa es mi única queja real sobre este libro: si bien tiene todo el texto que uno pudiera pedirle y toda la información que uno quisiera devorar, no es viable para ser transportado y leído al paso (salvo talvez si se lo lleva en carrito).

Dicho todo esto, «Page to Screen» se complementa perfectamente con «Film Wizardry». El que les tenga ganas a estos libracos que no lo dude ni un instante, que para colmo Amazon los ofrece juntos con 5% de descuento.

Comentate algo: