Mermeleando II

Ya llegó la temporada de frutillas, así que ya me puse a despotricar (porque tocarlas hace que por poco y no me de lepra) y a cocinar.

Por mí, me las mando así nomás. 😛

No me canso de decirlo: el color de esta mermeluda quedó increíble. Son este tipo de cosas que me hace preguntarme por qué corchos se inventó el colorante. También me hace responderme, y preferiría no hacerlo. :/
Esta vuelta me animé y agregué jugo de limón, como vi en algunas recetas que encontré webeando. Bah, en realidad no se decidían: algunas decían dos cucharadas, otras 100 ml… Yo le tiré medio limoncito a ver qué onda.
Mr. Dorima dio el veredicto de «perfecta». :3

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + siete =