El flan más fácil del mundo

Posted on Sep 24, 2015 in Blog, Recetas | 0 comments

Si hay algo que jamás entendí es la existencia del flan de cajita. Principalmente porque si hay algo complicado de hacer flan (léase: no lo hay) ciertamente no lo es la mezcla de ingredientes.
Y en ese sentido jamás entendí bien el flan argentino. Como brasuka ensembled in Argentina jamás entendí como estando tan cerca y siendo países tan hermanos acá no se usa más la leche condensada.

Cuenta la leyenda que mi vovó (abuela) Alzira era una excelente dulcera. Y es que si la leyenda es cierta como que se entiende que mi abuelo haya terminado obeso y diabético (¡no te juzgo vovó, eran otras épocas y seguro el abuelo no contribuía!). Siempre que sale el tema mi Má insiste que debo haber seguido sus pasos.
No tengo demasiados recuerdos de mi abuela, pero hay uno que me marcó especialmente. Yo no tendría ni 5 años y en un viaje que hicimos para visitarla nos recibió con lo que mi memoria recuerda como cantidades industriales de Negrinhos. Cabe destacar que en aquella época viajábamos en micro y las 18-20 horas de Buenos Aires a Porto Alegre eran especialmente eternas para una peque como yo, que desde siempre sufrió de cinetosis. Me cuesta describir la felicidad que sentí al ser recibida por mi vovó nada menos que con uno de mis dulces favoritos estando cansada, apestada y muerta de hambre (porque al vomitarme la vida lo común era que en estos viajes apenas pudiera comer).

Me han dicho que la especialidad de mi abuela eran los flanes (pudim). Lo que sí, no me imagino que tanto mérito tendría, siendo que los flanes mucha ciencia no tienen, a pesar no haber nunca hecho uno hasta anoche. Pensando en seguir el legado de mi abuela fue que compré hace poco un molde de silicona de flan. Siendo que el baño María en el horno jamás me sedujo me pareció que si iba a hacer flan, tenía que a ser al microondas. ¿Flan en 10 minutos? ¿Dónde firmo?

Esta debe ser la receta de flan de leche condensada más genérica y simple del planeta. Se encuentra en cualquier sitio brasuka de recetas y probablemente en TODOS los recetarios de Nestlé. Las variaciones que se pueden hacer son miles. Que jugo y ralladura de cítricos, que una taza de chocolate en polvo, coco rallado, canela y una infinidad de etcéteras.

Flan de leche condensada al microondas

  • 1 taza de azúcar
  • Agua (cantidad necesaria)
  • 1 lata (universal) de leche condensada (o 1 receta  de 250 ml)
  • 1 medida de la lata (250 ml) de leche
  • 3-4 huevos

En una ollita derretir el azúcar hasta dorarlo. De a cucharadas agregar el agua para que no se queme y de ser necesario reducir hasta formar un caramelo algo espeso. Con este caramelo cubrir los bordes una flanera apta para microondas.
Batir el resto de los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
Colocar en la flanera y cocinar en el microondas por 10 minutos en potencia máxima. Si pasado este tiempo no está del todo cocido, agregarle 3-4 minutos más. Si no se tiene un recipiente para microondas, usar una flanera estándar y cocinar a baño María por 60-90 minutos a 180°C.

Hay quien diga que está bueno mandarlo del microondas al freezer para darle un «shock térmico» que supuestamente termina la cocción. Ni idea.
Una vez frío desmoldar. Servir con su caramelo, crema y/o dulce de leche.

 

 

El veredicto

¿Viste esos flanes que -sí, son muy ricos- pero realmente necesitan crema y/o dulce de leche? Bueno, este no es de esos. El resultado de esta receta es un flan con un cuerpo firme pero a la vez suave, a diferencia de esos esperpentos de cajita que por poco no tiemblan como gelatina.
El sabor es bien dulce, haciendo innecesario cualquier acompañamiento. Si te sale un caramelo como el mío (clarito y algo cristalizado) con eso basta, e incluso con un caramelo más oscurito quedaría de diez. Si como yo no sos muy fan del caramelo, esta es una muy interesante manera de recuperarle el respeto.

 

 

Lo único que deja un poco que desear es la apariencia, lo que supongo será por la forma de cocción. La parte de abajo se ve algo rara y la superficie queda algo irregular, si bien a lo sumo será un 7/10.
Así las cosas, con lo fácil y rápido que es de hacer sin duda va a ser un clásico en el menú de casa.

Comentate algo: