De todo un mucho

Estos últimos días fueron ajetreados.

Para empezar el clima no dio descanso. La verdad es que no recuerdo primaveras tan esquizofrénicas como esta: Que sol, que sombra, que chaparrón… repitiéndose ad infinitum a lo largo del día.
Creo que ya hace más de un año que se me rompió el paraguas y jamás lo repuse, siendo que no había necesidad. Hace dos días me tocó salir y tuve que llevarme el paraguas del Dorima, que más que paraguas es sombrilla de playa. Le saqué un ojo a más de uno en Once, pero ¿mojarme? Solo las botamangas del jean. 😛

También estoy trabajando en cosas nuevas, lo que me encanta. Me pone muy contenta porque además, las tonterías que estuve haciendo vienen teniendo buena aceptación. Y obviamente, la plata nunca está de más.
Estas son algunas de las cositas que estuve haciendo y ya subí a Ai Candies:

 

Pulsera de Snitch Dorada
No tengo ni que decir lo Potteruda que ando. Este año hice el Relicario de Slytherin, el Collar «Me abro al cierre», tengo libro nuevo y espero otro libro más para Navidad.
Pulsera y collar-relicario. :3
Así las cosas, HABÍA que hacer la pulserita.
La verdad es que no pensé que tuvieran mucha salida, pero bastó con la sugerencia de una clienta para sacarme el sueño hasta tenerlas hechas. (¿Yo, obsesiva? Naaaaaaah…).
Cubierta de NDS Lite
Esta última la tengo hecha hace un tiempo, pero tardé de más en subirla. Como se reservó al poco rato de subirla y no tengo más carcazas, hubo de sacarla temporalmente del catálogo. 🙁
Debe ser el producto que menos duró en exhibición.
Por demás feliz me hace que vaya a un hogar donde la van a querer mucho. 🙂
 
 
 
Foto berreta de celular
 
Otra cosa que me mandé esta mañana fue esta elegante gargantilla.
¿Qué decir? Quiero una desde los años 90. Fue por esa época que me di cuenta que tenía el cuello fino aparte de largo, ya que todas las gargantillas del estilo que me probaba me quedaban tristemente flojas. Un desastre.
El dije lo saqué de una gargantilla similar (más fina y en aburrido beige) que me regaló un pariente hace años. La verdad no sé si estará muy de moda, pero cuando me la pongo me siento Sailor Senshi. *.*
Siendo que me compré 25 cierres y 1 metro entero de gamuza sintética, seguro otras cositas saldrán. :3
 
Hoy también se confirmó la inscripción del heredero al jardín de infantes.
Como si no tuviera yo suficientes indicios de vejez como para que el niño ya me vaya a la escuela.
Qué lo tiró.
 

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 2 =