Postre Reciclado

Como dije en mi post anterior, hace algún tiempo pasé por un cotillón para comprar unas cosas y para variar, terminé comprando cualquier cantidad de boludeces que no pretendía adquirir.
Entre ellas se encontraba una bolsa de malvaviscos que le traje a Bam-Bam. Obviamente no le gustaron (¿cómo podría?) así que mi Má me gugleó esta recetilla para reciclarlos en algo más comible.

Indredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • 1 bolsa de «masmelos» (así los nombra mi receta)
  • 1 lata de duraznos
  • 8 cucharadas de agua

Lo primero es poner el agua en una ollita al fuego y deshacer los malvaviscos. Retirar del fuego.
Agregar la leche condensada y los duraznos cortados (retirar el almíbar).

Poner en un molde y refrigerar hasta que cuaje.

Aquí es cuando hago un enorme paréntesis sobre la apariencia de este postre. Siendo que mis malvaviscos eran de colores (rosados, celestes, amarillos, anaranjados, etc.) el resultante fue una horripilante baba marrón pastel que me hizo recordar a las preparaciones hechas con banana.
Y si me conocen, saben cuánto ODIO a las bananas.

Calculo que no habrá problema si se usan todos blancos o rosados, pero si se usan malvaviscos de varios colores, mejor agregar algo de colorante.

El horrible color del postre es esconde con mala iluminación bajo toda esa baba.

Luego de probarlo:
Este postre resultó un golazo de media cancha. Pasa que nada que lleve leche condensada puede realmente quedar mal… En especial si a uno le gustan los postres bien dulzones.
Supongo que con esa base (leche condensada + malvaviscos) se pueden hacer mil variaciones. Pena que los malvaviscos sean tan caros, pero da para pensar en sustituir los duraznos por prácticamente cualquier fruta.
Ya me imagino lo que puede quedar con malvaviscos rosados y frutillas, o blancos con kiwi.
¡Ñami! 😛

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diez =