Cotidianidades

Posted on Sep 27, 2011 in Blog | 0 comments

Quería poner que después de algunos altibajos la vida finalmente se estabilizó… Pero no sería cierto.

El hecho de que yo esté traquila (después de mucho despotricar, claro) no quita haberme descubierto una nueva dolencia. Porque obviamente no tengo suficientes.
Pero dejemos ese tema para el jueves próximo, que es cuando tengo turno con el Doc.
Así las cosas (y como dije, después de mucho despotricar) todo toma un ritmo apacible y las cotidianidades… No sé, nunca me parecieron demasiado blogueables.
Pero es lo que hay. Al menos hay fotos.

Estas fueron las canastitas de ayer. No estoy en mi época más cocinera, pero hay que usar los Quesabores que me llevé de The Box la semana pasada…
Debe haber sido la primera vez que no se me desarma ni una…o toda la bandeja, para el caso. ¿Habrán sido las tapas criollas de Dánica? Porque las noté bastante más gorditas y firmes que la porquería marca Eki que venía usando. Nota mental: comprarlas más seguido.
Ni hace falta decir lo ricas que quedaron. ;3

Por poco mi Má no me obliga hoy a comerme este aparentemente nuevo sabor de yogur Ser. Y debo darle la razón (y las gracias) porque la verdad es muy rico. No me hubiera imaginado que la frutilla combinara bien con el coco. Aunque si lo pienso ¿qué no va bien con coco?
Para colmo es verde (léase, light). No hay suficientes productos verdes y así de ricos.
Mi Má tiene este par de aros probablemente desde la época en que esta moda era novedad. Curiosamente, toda mi vida los vi desarmados. Ahora que con las damas andamos con ganas de hacer un set muy de época se me dio por revivirlos, agregándoles los ganchos. Espero que entre Dana y Lulú tengan algo que combine.
Sí, noté que no son del color adecuado… Pero creéme cuando te digo que si usás un par de aros así, lo último que te van a ver son los ganchos. Es como cuando voy a los casamientos: creo que podría caer en piyama, siendo que lo único que me van a mirar toda la noche va a ser el pelo.

Comentate algo: