Zafando

Con este accidente ferroviario ya van dos grandes desastres de los que zafo. Porque yo tomo, no solo ese bondi sino que también ese tren, si bien a otras horas/días.

El primer desastre del que zafé fue el atentado de la embajada de Israel. Estuve años enteros pasando enfrente y si bien cuando ocurrió ya no pasaba por ahí, justo ese día (y a esa hora) no tenía clases justo a la literal vuelta (me tocaba el día siguiente).

El poco consuelo que causa saber que vengo zafando, me lo quita pensar que cada tanto pasan cosas de las cuales es necesario.
Digamos que en el caso de la embajada hay cierta inevitabilidad (un hijoderemilputas con ganas de volar un edificio), pero ¿cuándo va a darse cuenta la gente de que JAMÁS hay que cruzar con la barrera baja?
Porque todo bien, todavía no se probó que la barrera hubiera estado baja en el momento del choque, pero que pasa todo el tiempo, pasa (y jódanméN pero justo anoche no solo la barrera andaba perfectamente sino que también estaba el guarda).

¿Lo peor? Que ya todos sabemos que los pasos a nivel son una porquería, y sin embargo la gente se sigue oponiendo a proyectos como el túnel de Nazca (y seguro también se opondrían a uno sobre Artigas).
No pasa nada, cada tanto los trenes solo matan a un puñado de personas e hieren a otra parva. Un día, capaz le toque a uno estar entre la parva o el puñado. 

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =