Ladronzuelo

Estaba yo preparándome para merendar cuando irrumpió el heredero, se llevó mi yogur con cereales y me dejó sus galletitas.

Así no se puede, che.

Al menos ahora está más tranquilo, porque estamos pasando por una fase que diosmelibreyguarde.
Justo cuando me embarco en una etapa más productiva de la vida, ¡ZAS! le agarra temporada de pataletas al niño.

…Ya decían que eso de la maternidad no va muy bien ni con los estudios ni con el trabajo.

En otros temas, la búsqueda de un nuevo monitor no puede esperar. Desde el fin de semana mi viejo y fiel CRT perdió el canal rojo (jo, ahora es solo GB) y si sigo así voy a terminar ciega.

Qué lo tiró.

Ayer nos tocó ver Year One. Sí, es vieja… Pero nos la debíamos, en especial con ese especial cariño que le tenemos a Jack Black. Para colmo, últimamente me estuve devorando algunos tomitos de Black Jack, así que no había excusa.
La verdad es que al principio pintaba prometedora, pero bleh. ¿Lo más decepcionante? Lo mucho que se nota que el set de Sodoma es puro tergopol pintado. Le hubieran puesto más amor y enfocado más de lejos, che.
¿Qué puedo decir? El gordito Black está perdiendo un poco el encanto.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 14 =