Muvis

Posted on Abr 26, 2011 in Blog | 0 comments

Este finde pasado, aparte de dibujar y comer como una marrana, aproveché y vi un par de pelis: Black Swan e Inland Empire.

Black Swan: ¡Qué pérdida de tiempo! ¿Cómo caraho tuvo esta peli del orto críticas tan buenas?
Entiendo que no se pueda hablar de ballet en Hollywood sin caer en los 3409583087298 clichés, pero joder… Creo que NUNCA vi una peli con tanta prisa. ¿Tanta necesidad hay de contar todo a las apuradas? Desde los estricto de la madre, pasando por las escenas eróticas y hasta la esquizofrenia de Nina. Todo a los pedos.
¿Tal es el déficit de atención de los yankis que no aguantan las cosas sutiles?

Un apartado especial se merece Mila Kunis, que después de tantos años sigue siendo Jackie, de That 70’s Show («OMG, Nina!»).

Y otra cosa que me está cansando es que le roben tanto a Satoshi Kon. *Coff-Coff* Perfect Blue (con la salvedad de que Perfect Blue es una buena película). Y será que recién hace poco vi Paprika, que es Inception… pero buena.

Inland Empire: Como todo lo del hijo de remil putas de David Lynch, es…  Lo que es.
Bien quisiera que alguien me explicara cómo es que Laura Dern solo tuvo una miserable nominación a un premio llamado «Chlotrudis» por su(s) rol(es). O sea, la mujer es una actriz increíble, haciendo el papel de una actriz increíble Y de su personaje.
David Lynch y todo lo que son (o dejan de ser) sus pelis aparte, creo que con esta peli me gané como una semana de metafórico insomnio. Las cosas que (no) pasan en la peli son de lo más horripilante que vi en mucho tiempo. ¿Cómo es que el hijo de remil putas de David Lynch logra tan bien la visualidad de los sueños? Esa delimitación del espacio/mundo, esa transposición de lugares, de gente, de todo… ¿Cómo corchos hacés para tener tan consciente (al punto de representarlas tan bien) las formas del inconsciente?
Obviamente, siendo un  hijo de remil putas como David Lynch.

Comentate algo: