Sueños

Esta noche, entre varias pavadas, soñé que ponía todas las cosas que me quedaron de Ai Candies en Etsy. Y realmente tendría que hacerlo… No es que pretenda cerrar, ¿eh? Pero con esta manía de hacer por hacer, las cosas que no se venden van ocupando lugar.

Ayer, después de meses sin cocinar, hice muffins. Debo estar muy mal, porque no me gustaron a pensar de que salieron como siempre.
Será que la comida ya no es lo que era…

Finalmente terminé de reconfigurar mi PC (en realidad es una notebook «de escritorio», pero bueh). Lo último que me resta es reponer mi información y meterle para la pre-entrega del lunes.

Mr. Dorima se va de viaje otra vez. Esta vuelta toca San Francisco y Vancouver.
No tendría problema si no fuera que con mis horarios de fuckultad, voy a tener que «mudarme» con mis viejos mientras no esté si es que pretendo hacer algo de mi cursada.

Ya perdí la cuenta de los días que no como ni duermo bien.
El no comer es habitual ya, pero no entiendo como hago para no descansar con todo lo que duermo.
Misterio para cuando tenga vacaciones.

En temas más interesantes, Bam-bam ha descubierto el goze de los videojuegos. Empezó hace tiempo jugando al Electroplankton en la DS (juego al que todavía llama «música azul»), pero recientemente se le dio por el Megaman y desde ayer el Sonic en las viejas consolas de su Pá.
Y, otra cosa no se podía esperar, n’est pas?

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + seis =