Sueños

Posted on Dic 24, 2010 in Blog | 0 comments

Esta noche fue muy ajetreada. Desfilaron por mi cabecita Lia, Aleja, Dana, una amiga de ellas que ni idea quien será, Dhani y James (en ningún orden especial). También recuerdo que estaban mi Pá, mi Bro, y varios otros familiares.

Dhani estaba en la parte familiar, muy relacionada con las vacaciones a Brasil. Durante los primeros días de Febrero se celebra el cumple de mi tío Deco y él es de hacer GRAN fiesta con todos sus parientes y amigos en su casa de playa.
Dhani aparentemente era pariente o amigo, y yo buscaba a toda costa alguna manera de acercármele y charlotear. Y levantármelo, claro. Obviamente, entre la edad y lo nardo, Dhani terminaba llevándose mejor con mi Bro. Aunque me llevaba en coche a alguna parte y al menos me sacaba las ganas de charlarle.
De James no recuerdo nada. Sé que soñé con él pero ni idea la circunstancia. Sea como fuere, no tengo duda de que lo pasaba bien con el loco del gemelo de mi marido.
Las chicas tuvieron una tajada grande del espacio onírico. Yo estaba en casa con mi Pá, y ellas venían porque habían estado de joda en la casa de «la amiga», pero alguien se había pasado de frula y las había dejado afuera. Curiosamente no parecían muy desesperadas por volver… De esta escena destaco el vestidito que llevaba Lia: Era todo medio-transparentoso (pero en sueños no se le transparentaba nada) con un diseño de telarañas -con sus respectivas arañas- digno de Morticia Addams. ¡Le quedaba ‘petaculars! ♥.♥

Como adelanté, me voy de vacas a Brasil en Febrero. Ya van muchos años que no visito a la parentela, y es hora de presentar a Bam-Bam a la familia. Lo mejor de todo es que se agrega la posibilidad de que Facu venga con nosotros en Febrero (sus vacaciones son en Enero). :3

Anoche hice el prometido pan dulce porque quería regalarle uno Marta, mi vecina. El gran dilema de no haber hecho pan dulce el año pasado es no haberme acostumbrado al horno. Lo compramos cuando nos mudamos, y ¿cómo corchos iba yo a adivinar que era tan fuerte? No se llegó a quemar nada, pero cuando todo ya estaba doradito, hermoso y listo para sacarlo, el bendito interior seguía crudo. >_<
Bajé el horno, lo abrí, hice la parabólica humana y creo que quedó decente. Rico está (mi receta es tan rica que puede comerse cruda) y se ve bien, esperemos que el interior esté a la altura.
Mi receta rinde dos panes de casi un kilo y el otro pan espero llevárselo a mi suegra mañana. Tengo ingredientes como para repetirlos para año nuevo, que no viene nunca mal.

Así las cosas solo me resta desearles una muy feliz Navidad a todos. Coman mucho y chupen con responsabilidad (o al menos no manejen). Cuidado con la pirotecnia y guarden a sus animalitos.

Comentate algo: