Hubieran sido 100 años…

…Los que cumplirías hoy.
Pero bueh, preferiste irte antes. Y está bien… ¿Para qué vivir más si ya no daba?
Fuiste y viniste, hiciste lo que quisiste y en algún momento había que cerrar todo, poner las sillas sobre las mesas y apagar las luces.

Feliz no-cumpleaños, Dadá.

Y, no nos íbamos a olvidar tan fácilmente, ¿viste?

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 + diecisiete =