Hubieran sido 100 años…

…Los que cumplirías hoy.
Pero bueh, preferiste irte antes. Y está bien… ¿Para qué vivir más si ya no daba?
Fuiste y viniste, hiciste lo que quisiste y en algún momento había que cerrar todo, poner las sillas sobre las mesas y apagar las luces.

Feliz no-cumpleaños, Dadá.

Y, no nos íbamos a olvidar tan fácilmente, ¿viste?

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 5 =