Masa para burritos

Escrito en Ago 17, 2015 bajo Blog, Ingredientes, Recetas | Sin Comentarios

La comida mexicana la descubrí hace varios años, aunque no estoy segura exactamente cuándo. Me gusta mucho, por lo que un buen restaurante mexicano es algo que aprecio un montón. Imagínense mi dolor cuando cerró la sucursal porteña de Mexicas (que no sé por qué sigue listada en la web).

Así las cosas estuvimos tratando de emular el formato y el sabor tan bien como podíamos. Para mí el problema principal eran las tortillas, ya que mal que mal los rellenos salían más o menos decentes. Una es vaga y no tiene mucha idea, así que usa Rapiditas o Tortillinas y se muere de angustia. Y no tengo idea de cómo se comparen esos productos con verdaderas tortillas al estilo mexicano (no soy una erudita en el tema ni pretendo) pero el formato deja MUCHO que desear. No estarán mal para un snack, pero si uno quiere hacerse algo más contundente ya cuesta. La masa será muy rica tostada (¡frita ni les cuento!) pero si uno quiere rellenarse un burrito o freirse una chimichanga no le entra NADA de relleno.

Esta receta de las tortillas de harina de trigo la saqué de aquí, aunque le hice mínimos cambios y me pareció bien hacer alguna que otra aclaración. Mis sinceros agradecimientos al blogger: muy rico todo de verdad.

Masa para tortillas de harina de trigo

  • 1 taza de harina de trigo (aprox. 150 g) y un poquito más por si acaso
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 30 gramos de manteca fundida ó el mismo peso en aceite (aproximadamente 30 ml)
  • 1/2 de taza de agua tibia (y menos también, ojo)
  • 3 pizcas de sal

Tamizar la harina, el polvo de hornear y la sal. Incorporar la manteca (yo uso aceite) y mezclar. Agregar el agua de a poquito y mezclar: es muy probable que no lleguemos a usar todo y no nos queremos pasar.
Amasar hasta obtener un bollo liso que no se pegue a los dedos. Si nos pasamos de agua no hay problema, le agregamos más harina para compensar.

Dato: La masa hecha con aceite queda un tanto más sequita que la hecha con manteca, que es más elástica. 

Dividir el bollo en 4 y dejarlo descansar unos 20 minutos en un bol tapado con un plástico.

Pasado este tiempo tomamos una bolsa plástica (yo uso la misma con la que tapé) y la extendemos en la mesada. Con un palo amasamos el primer bollito hasta que quede bien bien finito. La receta que usé indicaba un milímetro, pero si es menos no hay problema. Con ayuda del plástico transferir la tortilla a una placa para horno fritolineada. Estas tortillas se hacen a la plancha, pero en su defecto cocinarlas en la placa de horno sobre la hornalla. Se cocinan por instantes vuelta y vuelta, para que no pierdan la elasticidad.

Si como yo no tenés quien te amase mientras cocinás, amasá un bollo, transferilo, cocinalo y apagá la hornalla. Y vuelta a repetir hasta hacer los cuatro.
Lo ideal es rellenar todo mientras todavía está caliente y bien elástico, pero salvo que sea verano o que te estén ayudando no me resulta muy realista. Si las tortillas se enfrían y pierden elasticidad calentarlas 15-20 segundos en el microondas antes de armar burritos.
Si no se tiene mucha cancha armando chimichangas, cerrar los dobleces con escarbadientes antes de freír.

Si no se tiene paciencia puede obviar los 20 minutos de espera, pero la masa crecerá un tanto más al cocinarla. En este caso se puede amasar más la tortilla para que quede más fina.

 

El veredicto

Es difícil explicar cuánto necesitaba esto en mi vida. La masa queda muy agradable con el extra de sal que uso, ni les cuento si es sal con especias. Si se cocinan el mínimo indispensable e incluso si nos quedan medio transparentes se aguantan muy bien una buena cantidad de relleno.
¿Y qué les pongo de relleno? Mi opción favorita es Bolognesa de Antie (bien sequita) con queso crema (a falta de crema agria) y guacamole. Sino, cualquier cosa realmente. A Facu (quien siempre me hace el guacamole) le gusta agregarle arroz y al heredero le gusta con jamón en tiritas, queso y tomates. Si consiguiera en lata, usaría frijoles refritos y lo que me falta ahora aprender a hacer es salsa pico de gallo. De más está decir que se pueden rellenar con pollo, vegetales grillados, queso, etc.

La foto es de hace unos días y las tortillas se ven medio defo porque todavía no tenía palo de amasar (no pregunten cómo corno las hice). Espero que ahora me salgan aunque sea un poco más atractivas y si no es el caso, que al menos salgan más rápido.

 

Contate algo: