Helado de Prestígio

Escrito en Dic 28, 2012 bajo Blog, Helado, Recetas | Sin Comentarios

Entre las chucherías que me trajo Papá Noel estas Navidades está una flamante máquina para hacer helado. Debo admitir que desde el año pasado tenía cierto interés en adquirir una, pero se me hizo muy caro así que lo pospuse.
Curiosamente, el precio actual de la maquinola está casi igual al del año pasado, lo que me hace pensar que como artículo no ha tenido mucha salida… Aunque no por eso puedo quejarme ya que la espera valió un interesante ahorro comparable solo con la bendita inflación. …Lo que probablemente signifique que el año que viene me quiera matar, pero bueh.

La primera opción que quise preparar fue la del post anterior (frutilla) para no perder la costumbre, pero luego de recorrer varias verdulerías y que ninguna tuviera frutillas, tuve que probar con otra cosa. En casa tenía kiwis, chocolate, coco rallado, canela y vainilla. Probablemente tuviera más opciones si nos ponemos exóticos, pero quise empezar con algo más tradicional.
Al principio tiré hacia el chocolate, pero tener que derretir chocolate para luego congelarlo le restó a la paciencia que no suelo tener. Ahí recordé el helado de Prestígio que solía tomar en mis vacaciones en Brasil, y salí corriendo por las interwebs a buscar una receta.
Para los no iniciados “Prestígio” es el nombre de una barrita de chocolate rellena de coco oriunda de la tierra de mis antepasado. Tan prestigiosa es (¡reCUAC!) que toda combinación de coco con chocolate suele recibir este nombre.
Acá se vendió durante varias épocas, pero hace tiempo que no la he visto. Lo bueno es que la línea Cofler de Arcor tiene una barrita bastante parecida (la celeste) que es un muy buen sustituto.
La realidad es que me costó encontrar una receta de helado de coco “brasuka” que no llevara ni leche condensada ni agua de coco. No es que tenga algo contra esos ingredientes pero no son lo más fácil de conseguir… Tampoco lo más económico.
A continuación dejo la receta. El original me lo robé de acá pero lo adapté un poco porque:
a) no iba a comprar fécula de maíz solo para hacer helado (tampoco requiere)
b) no tiene del todo sentido,
c) creo que compré crema de más. 😛

Helado de Coco Granizado

  • 80 g de coco rallado.
  • 2 tazas de azúcar
  • 500 ml de leche
  • 2 claras
  • 500 ml de crema
  • 170 g de chocolate picado fino (o la medida de la tableta que se tenga a mano).
Poner en un bol el coco, la leche y el azúcar. Calentar un poco para disolver el azúcar. Yo lo hice poniendo la mezcla en el microondas por intervalos de un minuto y luego mezclando. Al tercer intento me di por satisfecha.
Mientras enfría (yo lo puse en el freezer) batir las claras en nieve y como dicen en España: montar la nata.
Si se va a usar el mismo contenedor y/o batidora (pa’ lavar menos, vio?) batir las claras primero y la crema después. Si se hace al revés cambiar de contenedor y lavar la batidora, ya que la grasa de la crema impide que las claras tomen el punto deseado (…cosa que por lo visto insisto en olvidar).

Poner todo en un bol y unir con movimientos envolventes.

Si se tiene máquina de helado, usarla. Sino, meter en un tupper al freezer y mezclar a cada hora.
No sé si recomendaría poner esta receta en moldes para helado de palito ya que resulta muy cremosa y es posible que no tenga la integridad necesaria para un palito-bombón.

 

Pero Antie… ¿y el chocolate?
Pues lo mejor es agregarlo cuando el helado ya esté más o menos sólido, sino se va todo para el fondo.

La verdad es que esta receta me sorprendió por lo endemoniadamente cremosa que resulta. También es bien “brasuka” (super dulzona) a diferencia de los helados de coco que he probado acá, que son un tanto más suaves. Supongo que habría que reducirle el azúcar si uno es fácilmente empalagable.
Así todo, esta receta rinde casi 2 litros de helado, que al pesarlo resultó más o menos 1 kilo y 3/4. No quisiera ponerme a hacer cuentas de lo que se ahorra haciendo helado en casa, pero aun sin comprar una maquinola la diferencia es… wow.
Supongo que si uno es de consumir bastante helado artesanal la máquina hasta que se paga bastante rápido. Todo eso sin siquiera entrar en el tema de que uno prepara el helado como se le canta y sabe perfectamente qué le está poniendo.
Creo que necesito cuenquitos más chulos.
Así que na’. Este va a ser un verano bien gordo. :9

Contate algo: