Pailet

Posted on Nov 28, 2010 in Blog | 0 comments

Ayer fuimos en familia a lo de Dana. Para los que no lo saben, Dana vive en uno de esos edificios nuevos y zarpados que entre otras cosas, tiene pileta.
Sí, pileta.
Bah, no… PiletaS, porque son dos. Una afuera bien frescocha y otra calentita y cubierta.

Así que después de cagarnos un poquito de frío porque el clima nos cagó (con que llovía, no llovía, en algunas partes llovió un cachito, pero en la mayoría no) fuimos a cagarnos de calor en la pileta cubierta.

Y obviamente miento, porque yo SIEMPRE tengo frío, así que la pile estaba más que de lujo.

Como siempre, las fotos son robadas. Y nuevamente miento, porque Aleja las pasó por voluntad propia. ;P

Aleja, su ridícula servidora y Dana, en el vestuario.
Hizo pataleta para entrar… y obviamente también la hizo para salir.
De más está decir lo bien que la pasamos. A pesar de ser medio anfibio, Bam-bam no quiso meterse. Obviamente tampoco quiso salir, pero si no tuviera esas manías… no sería niño.
Ahora que lo pienso incluso si no jubiera hecho fresco la pileta cubierta habría sido un golazo. Porque si lo conozco, Facu es capaz de insolarse hasta de noche.
Así, entre pileta, sanguchitos, muffins y excelente compañía, pasamos una tarde de lujo. Digan que no hubo mucho sol, que caíamos fulminados.
Nota mental: si se repite, llevar helado y hacer milk-shakes. ;3

Comentate algo: