Hells Yeah!

Posted on Jul 24, 2010 in Blog | 0 comments

No lo voy a negar, hay pocas situaciones en la vida que sean semejantes a la sensación de perder peso. Y es re superficial. Y suena re pelotudo. …Pero se siente de lindo…
Hace algunos meses me tocó renovar stock de bombachas. Juro que no sé qué corchos hago con mis chabombas, que me duran tan poco (o en realidad será que nunca compro nada de poco más que dudosa calidad). Pero en fin, luego de elegir un puñado de bombachas más o menos monas en algún hipermercado de la vida, me toca llegar a casa y notar que son un talle más chico que lo requerido.
Pues bien, no sé qué hice (bah, sí sé: dejé de comer como marrana ;P) y las bombachitas que compré y anteriormente cortaban la circulación de mi posterior ahora me entran. No diré «¡qué bruto que sexy que me quedan!», pero al menos no se me salen los gordos por todas partes.
Nota mental: aflojar con el tiro bajo. Cansa un poco tener que estar todo el día acomodándome para que no se me vea la alcancía.

Ayer por la mañana me sorprendió el cartero -que curiosamente, SIEMPRE toca cuando recién salgo de bañarme- para entregarme un paquetito. Era el Tite Grip (antitranspirante para manos y/o pies) que me pedí y llegó en tiempo récord.
Todavía no lo probé con el caño, pero me puse un cachitín en las palmas y se sintió MOY RARO que no suden, talvez por primera vez en mi vida. Pica un cachitingui de nada, pero en seguida se pasa.
Quiero probarlo a full, pero al mismo tiempo me da un poco de miedo, relacionado con mis antecedentes de deshidrosis y teniendo en cuenta que mis dedos no están al 100% desde la última vez que me ataqué.
Cuestión de paciencia.

Me falta poco para terminar el programa de la materia que tengo que rendir. Me resulta muy raro, porque siento que sé pero también… ¿me agrada? La historia nunca fue lo mío, y no puedo evitar pensar que estoy desarrollando una suerte de relación estilo Síndrome de Estocolmo con esta condenada materia. Mientras logre liberarme (y príncipalmente aprobar), debería estar bien. 
Al menos en teoría… porque los prácticos los tengo aprobados, d’ah.

Comentate algo: