Volcán de chocolate

Escrito en Ago 22, 2013 bajo Blog, Recetas, Tortas/Cupcakes | 2 comentarios

Esta es una entrada re pro. No tanto por la receta en sí, sino por como se dio.

Resulta que la semana pasada mi buena amiga Cynthia me mandó un mensajito de que nos juntáramos a engordar hacer volcanes de chocolate, que tenía ganas de experimentar. ¿Buena companía + chocolate? No había manera de decirle que no. Aparte, justo ayer lancé la página de Facebook de este blogucho, no le iba a decir que no a mi primer (y probablemente único) “pedido”.

Así que Cyn trajo el chocolate, algo de manteca (que al final no usamos porque yo tenía) y un delicioso helado para acompañar. Yo puse el resto y el heredero nos dio un par de manos extra.

Si soy sincera, la realidad es que nunca me atrajo mucho la receta del volcán de chocolate (o coulant de chocolate, como sería en el original). La verdad no le veía lo interesante a una “tortita mal cocida”. Gran error.

La receta es de acá. Pero como siempre, viene con un pequeño extra así que la transcribo.

 

Volcán de Chocolate

  • 250 200 gramos de manteca
  • 250 gramos de chocolate amargo
  • ¾ de taza de azúcar
  • ¾ de taza de harina
  • 4 huevos
  • 4 yemas de huevo
  • Chocolate extra (amargo o con leche, a elección)
  • Crema de leche o helado para acompañar

Trozar el chocolate y la manteca. Colocar en un bowl y mandar al microondas por 30 segundos. Revolver y repetir las veces que sean necesarias hasta derretir e integrar ambos ingredientes. Si no se tiene microondas, usar baño María. Apartar y dejar enfriar.

En otro bowl batir los huevos, las yemas, el azúcar y finalmente la harina. Una vez que esté todo más o menos homogéneo, unir con la mezcla de chocolate y manteca. Precalentar el horno a 220° C y batir un poco más.

Verter la masa resultante en pequeños moldes enmantecados (usar tazas en su defecto, lo mismo que Fritolin y sprays similares) e insertar un pedacito del chocolate extra en medio de cada molde. Llenar solo ¾ de los moldes, ya que esta preparación crece un poco.

Mandar al horno entre 5 y 10 minutos*.

*Esta es la única cuestión “complicada” del volcán de chocolate: Hay que conocer el horno de uno.
Muchas de las recetas que investigué recomendaban hacer una pequeña tanda de prueba para calcular cuánto tiempo de cocción requiere exactamente, siendo que cada horno es un mundo y tampoco hay un standard de molde.
En mi caso, la primera tanda estuvo 5 minutos iniciales, luego otros 5 más y fue demasiado, resultando una tanda aceptable pero con poco relleno. Esto también se debió a que el horno tampoco estaba del todo caliente, pero en fin… La segunda tanda se cocinó por 8 minutos (nota mental: con la perilla a ¾) y salió per-fec-ta.
¿Lo importante? Mantener la vista en el horno y sacar los moldes apenas se note que el centro de los volcanes se ha solidificado.

Desmoldar y servir todavía caliente, acompañando con crema batida o helado.

 

El Veredicto

Como ya le dije a mi amiga, me quito el sombrero ante su excelente idea.  La receta así hecha resultó super chocolatosa y riquísima. Nos juntamos a eso de las 18 horas y terminamos cenando volcancitos. Lo más interesante de todo fueron las pequeñas variaciones que hicimos: A la primera tanda le pusimos pedacitos de chocolate amargo, mientras que a la segunda le tocó chocolate con leche. Cynthia prefirió la primera tanda, mientras yo preferí la segunda. Mr. Dorima y el heredero comieron los volcancitos solos, mientras que nosotras los acompañamos con helado.

Ahora nos toca penar. Yo en el gimnasio y Cyn en su clase de pilates. 😛

 

2 Comentarios

  1. Sos crack marian¡ y deja de engordar a mi sis 😀

    • Venga, Mr. P3ty y sea feliz engordando con nosotras… ♥

Contate algo: