Yerbs

Muchas yerbas en este tiempo sin bloggear. Más que nada hay bastante trabajo y muchos preparativos para el viaje del Consorte.
Pero vamos por partes, dijo Jack el Destripador:

Viernes de lujo con Kythe, el Polaco, Paprika y el Mono. Paprika y el Mono son de Uruguay, así que el hecho de que estuvieran en Buenos Aires ameritó rejuntecito. Y rejunte en casa generalmente termina en pizza, Rockband y con chicas chillándole al mic.

Podría decir mucho de este encuentro pero siendo que una imagen vale más que mil palabras, con las fotochas me estoy ahorrando de teclear un mínimo de 5000 vocablos. Como siempre, las fotos son robadas, esta vez de la cámara de mi marido favorito.

El domingo, Día de la Madre. Poco que destacar aparte de exagerada comilona y más que agradable clima.
Y no, gente. Uds. me conocen: no voy a homenajear a cada mujer que haya o no parido como 85% de mis contactos de Facebook (y los tuyos también, admitilo). Si Madre hay una sola, mejor decirle las cosas de frente.
Porque por más bienintencionado que sea el gesto del guardia en la estación de trenes (o el taxista o el vecino) que él me diga «feliz día de la madre»… no cuenta.

Anoche tocó ir a la avant premiere de Red Social, cortesía del jefe (que por lo visto tenía entradas para tirar al techo). Solo tener que ir a buscarlas fue una salida en sí, ya que no solo es más que agradable ver al Jefe, sino que también pude saludar y charlotear unos minutos con Solid, aparte de intercambiar promesas de rejunte que -más nos vale- finalmente concretar. Aparte, estoy empezando a tomarle el gusto a perderme en el edificio de Telefónica. No voy seguido, pero cada vez es una peripecia nueva.

¿Y la peli? Muy interesante, e incluso entretenida. Lo que sí, muy misógina. Entiendo perfectamente que no haya muchas mujeres en el mundo de la programación, pero cuando salvo dos personajes TODO el resto son trolas, fiesteras y/o locas… Lo siento, pero con esa representación no te ganás el voto de mi género.

Así las cosas Facu salió hoy rumbo a la BlizzCon. Justo antes de salir me restregó en la cara como por problemas de acomodación lo tuvieron que cambiar de hotel. En vez del hotel 3 ó 4 estrellas donde se celebra el evento, lo terminaron pasando a un Sheraton de 5. ¡Qué desgracia!   Así las cosas huyo a ocuparme de sea cual fuere de mis múltiples ocupaciones, pero no sin preguntarme ¿algún día andará bien la interfase de los thumbs de blogger? Porque me estoy volviendo mona tratando de que funcionen como se debe.

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − uno =