Pan hiperlactal

Escrito en May 31, 2016 bajo Blog, Panes, Recetas | Sin Comentarios

La realidad es que jamás me propuse hacer pan. Y es que siempre fui más de las tortas, qué puedo decir…
La cosa comenzó cuando mi querida suegra nos regaló algunas bolsas de harina y leche en polvo que no pretendía usar. Como era harina 000 se me ocurrió hacer pan, así que me googleé una receta. Hice esta receta varias veces y gracias a la suerte (y al hecho de que soy una distraída) descubrí la forma más sabrosa de prepararla.

IMG_20160523_204224.jpg

Pan lactal

  • 500 g de harina 0000 (o 000 en su defecto)
  • 10 g de sal fina (aprox. una tapita de gaseosa llena casi al ras)
  • 20-25 g de levadura fresca
  • 2 cucharadas de azúcar
  •  280 a 300 ml de agua (o leche)
  • 25 g de leche en polvo (aprox. 3 cucharadas soperas)
  • 30 g de manteca

Entibiar el agua/leche y formar una esponja con 50 ml del líquido (apartar el resto), la levadura, el azúcar y 4-5 cucharadas del total de la harina.
Tapar el recipiente y dejarlo levar en un lugar cálido hasta que duplique su tamaño (30-45 minutos).

En un bol colocar el resto de la harina, la leche en polvo y la sal. Mezclar bien.

Una vez que levó la esponja, agregarla al bol y unir bien, agregando el resto del líquido a medida que sea necesario. Agregar por último la manteca y amasar bien hasta formar un bollo liso y elástico. Si se ve que la masa está muy pegajosa, agregar más harina.
Tapar con plástico y dejar levar hasta que duplique su tamaño (o más o menos).

Desgasificar el bollo. Dividirlo en dos si tenemos moldes estilo budinera. Si tenemos un molde para pan lactal, mantenerlo unido.
Enmantecar el molde (o no hacerlo si tenemos de silicona) y colocar el bollo (o medio bollo) en él. Dejar levar hasta que alcance el tamaño deseado.

Pintar con leche (sí, leche) y mandar al horno a 180°C por 30 minutos.

¿Cómo saber si el pan está hecho? Si no conocemos bien nuestro horno y no tenemos mucha cancha haciendo pan, un truco para saber si está bien cocido es ni bien lo sacamos del horno golpearlo con los dedos en la parte de abajo: El pan bien cocido suena a hueco. Si de casualidad tenemos un termómetro tipo sonda, el pan estará listo cuando la temperatura interna esté entre 90 y 95° C.
IMG_20160531_005350.jpg

El veredicto

Los primeros intentos de esta receta fueron con harina 000, lo que resulta en un pan lactal super sabroso, pero no muy aireado. Tan, pero tan rico resultó que no podíamos parar de comerlo. El interior es suave y la costra queda crocante y doradita.
El detalle surgió cuando quise hacerlo con harina 0000. Como venía de hacer facturas el fin de semana, me confundí la receta y armé la esponja con leche en lugar de agua. ¡Para qué! El pan no solo resultó más suave y aireado todavía -casi como un bizcochuelo- sino que con el extra de leche el sabor quedó casi dulce, a pesar de usar la misma cantidad de azúcar.
Cuando le conté a Facu insistió en decirme “No veo el error” con la boca llena de pan.

El único contra que le encuentro a esta receta (y a los panificados en general) es que el gasto energético no justifica la preparación. No sé el resto, pero en invierno necesito tener prendido o el horno o la estufa para que la masa pueda levar y así las cosas dudo que aplique el viejo “ahorrate unos pesos haciendo pan casero”. Salvo que sean de esos días que hace falta tener la estufa prendida todo el día o todo lo contrario y que haga calorcito como para que la masa leve sola, no me veo repitiendo esta receta en el futuro próximo.

 

Contate algo: