Pancitos ArgenChinos

Escrito en Feb 22, 2016 bajo Blog, Panes, Recetas | Sin Comentarios

Esta receta es un Frankenstein de otras. La primera vez que la hice fue en base a los panes de leche y Miguelitos del suplemento de repostería que mencioné en mi post anterior. Ni sé por qué se me dio por googlear otras versiones de pan de leche, pero terminé notando que es una receta muy popular en Asia. Incluso Facu me comentó que se parecían mucho a los que le sirvieron hace muchos años cuando le tocó visitar China.

Mi primer intento con los pancitos de leche no fue un fail  ni mucho menos, pero justo los hice un finde en que me había quedado sin pilas en la balancita electrónica por lo que mucho fue hecho a ojo y no es que no hayan quedado bien… Son riquísimos (PERFECTOS con dulce de leche) pero podrían ser más lindos.

Deliciosos, pero con un look medio meh.

Ahí fue cuando me encontré con un video, que a su vez me llevó a una receta de pancitos de leche rellenos cuya decoración en espiral me voló la peluca. Me quedé con esos pancitos en la cabeza por unas semanas hasta que volví a repetir la receta, esta vez con bombos y platillos y rellenos con dulce de leche.

Sobre los pancitos chinos originales no tengo mucho que decir, aparte de que se suelen rellenar con una especie de crema pastelera. Todo bien con la crema pastelera, pero lo mío es más… ¿criollo?

 

 

Panes de leche rellenos con dulce de leche

Esponja

  • 65 ml leche
  • 10 g levadura fresca
  • 1 cucharadita miel
  • 100 g harina 0000

Masa

  • 20 g levadura fresca
  • 150 ml leche
  • 2 unidades huevos
  • c/n esencia de vainilla
  • 5 g sal
  • 60 g azúcar
  • 500 g harina 0000
  • 100 g manteca (pomada)

Relleno y decoración (opcionales)

  • 500 g dulce de leche
  • 1 huevo
  • c/n harina 0000
  • c/n agua
  • c/n miel
  • c/n pirotines o papeles para cupcake

Disolver la levadura en la leche apenas tibia para preparar la esponja.
Agregar la miel y la harina.
Tapar y dejar levar hasta que duplique el tamaño

Para la masa, entibiar la leche apenas y disolver la levadura. Reservar.

Sobre la esponja colocar los huevos, la esencia, la sal, el azúcar y la harina. Unir hasta formar una masa homogénea.

Incorporar la manteca desgarrando y amasando hasta lograr una masa elástica. Si se siente que las manos están muy engrasadas, agregar un poco más de harina y seguir amasando.

Cortar bollitos de 45g aproximadamente.

Abrir la masa, aplastar los bordes y rellenar con una cucharadita de dulce de leche. Cerrar uniendo bien los bordes y volver a darle forma de bollito. Colocar sobre un pirotín con la unión hacia abajo. Dejar levar hasta que duplique su tamaño (1-2 horas).  Si no se entiende como armar, pegarle una mirada a este video.

Batir el huevo y pintar los bollitos levados.
Mezclar harina con algo de agua hasta lograr una consistencia cremosa. Colocar en una boquilla (o una jeringa) y dibujar espirales sobre los bollitos pintados.

Cocinar a fuego moderado (180°C) por 20-30 minutos hasta que estén bien dorados y se noten claramente las espirales.

Una vez fuera del horno, pintar con miel tibia para darles brillo.

 

 

El veredicto

Los panes solos, como los hice la primera vez, son súper ricos y aireados. ¿Con dulce de leche? Explota el paladar. ¿Si se los decora lindo? ¡La fusión perfecta entre China y Argentina!
Si sos de cocinar para vender, hacé la prueba. Son tan ricos como hermosos y ni tanto más complicados que pancitos o facturas más convencionales.

 

 

Tan bonitos salieron que le dije a Facu que “pelara la Reflex” que se merecían unas fotos bien pro, y ya que estábamos que me diera una mano a ver si aprendo de una buena vez a sacar fotos como la gente. Obviamente todavía me falta bastante, por lo que estas fotos son las que sacó él.

Por último,  otra cosa copada de esta receta es que es bastante abundante, ya que rinde como 27 pancitos de 42-45 g. Como en casa somos pocos (que para colmo entrenamos y nos cuidamos) viene perfecto para regalar durante las visitas familiares del fin de semana.

 

Contate algo: