Crumble de ricota y dulce de leche

Escrito en Mar 13, 2015 bajo Blog, Recetas, Tartas | Sin Comentarios

Con Mr. Dorima cumplimos 17 años de sociedad ilícita, así que me pareció más que pertinente prepararle en la ocasión lo que debe ser su postre favorito. Este año nuestro aniversario cayó un viernes 13 (más apropiado imposible) pero siendo que el Lunes 9 regresó de la GDC en San Francisco, se me ocurrió adelantar un poquito la cosa. Total, sabía que el viernes todavía íbamos a tener tarta.

Para esta receta me inspiré (por no decir “plagié”) mucho de una de Cocineros Argentinos, a la que le hice algunos cambios. Si hace falta alguna ayuda visual, no duden en referirse a sus videítos, que tan ilustrativos son.

Tarta crumble de ricota y dulce de leche

Masa y cubierta:

  • 180 g de manteca a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 150 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 360 g de harina (preferentemente 0000, pero sale bien con 000)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal

Relleno:

  • 600 g de ricota (si es magra, mejor)
  • 200 g de azúcar
  • 3 claras
  • Ralladura de 1 limón
  • 200 g de dulce de leche (si es Alto Dulce, mucho mejor)

En un bol pequeño batir la manteca, la vainilla y el azúcar hasta obtener una pasta homogénea. Incorporar le huevo y batir un poco más. Apartar.

En otro bol más grande, mezclar bien la harina, el polvo de hornear y la sal. Agregar la pasta de manteca y mezclar suavemente con las manos (o un cornet o una cuchara) hasta formar un arenado.
Yo prefiero no usar las manos, ya que el calor puede fundir el arenado y que los “grumos” de masa queden muy grandes. Si te da la impresión de que el arenado no es suficientemente fino, agregar más harina y mezclar y cortar hasta que esté a punto.

Separar 1/3 de la masa y con los otros 2/3 forrar un molde de tarta (o en mi caso, forrar el molde de silicona). Esparcir el dulce de leche sobre la masa para que quede parejito.
Precalentar el horno en 180°C.

En un último bol mezclar la ricota, el azúcar, las claras y la ralladura de limón. Verter sobre el dulce de leche.
Espolvorear el tercio restante de la masa sobre la ricota y mandar al horno por 45-60 minutos. (La receta de Cocineros Argentinos indica 30 minutos nomás, pero yo necesité bastante más).

Retirar del horno cuando todo esté bien firme (sacudís el molde y nada se mueva) y doradito, y cuando al pinchar con un cuchillo no salga relleno (un poco de humedad, a lo sumo).

Como yo no tengo molde de tarta, ni idea cómo se desmoldará. El molde de silicona no será lo más indicado para esta receta, pero es lo que hay. Si como yo usás un molde de una sola pieza, tan solo esperá a que todo esté bien frío y ayudate con dos platos.

 

 

El veredicto

Nunca había entendido bien por qué le gustaba tanto la tarta de ricota a Mr. Dorima, pero esta receta me ha abierto los ojos (o las papilas, sea lo que fuere). La masa es rica, crocante y huele divino. El relleno es suave y limonoso. ¡Y con dulce de leche! Una perdición. Mi parte favorita es la mitad superior, la del crumble.

La realidad es que siento que la receta de Cocineros Argentinos es un poco un engaño. Sí, es genial… pero la masa simplemente no necesita almidón (con las claras se sostiene perfecto) y me parece un despropósito tapar tan lindo crumble con dulce (por más que sin duda quede riquísimo). Tampoco sé si la masa olerá tan bien sin el toquecito de vainilla. Y no es delirio mío, lo vi en muchas otras recetas).

 

 

Contate algo: