Crema irlandesa

Escrito en Dic 16, 2014 bajo Blog, Licores, Recetas | Sin Comentarios

Llegan las fiestas y se me complica la vida. Bah, no demasiado… La mitad de mi familia suele saber qué quiere (o necesita) para Navidad y ante el pedido prepara algún tipo de wishlist. La otra mitad ya no, y ni preguntándole hay manera de saber qué quiere. ¡O siquiera qué le gusta! A mi Pá a veces logro arrancarle algún pedido de regalo, pero entre que mi Bro es figurita difícil y no lo veo nunca, llegan estas épocas y estoy siempre en el horno.

Este año mi Má me recomendó regalarle algo alcohólico, que es algo que sabemos que le gusta. “Un vino” me dijo, pero entre que yo no sé nada de vinos y mi hermano compra siempre, se me hizo medio… choto. No sé bien cómo se me ocurrió pero en algún momento de la conversación me dije “¡Ma’ sí, le hago un Baileys!”. Y fui corriendo a las interwebs (¿?) a googlear recetas.

Las recetas que encontré en inglés fueron bastante similares; hasta que diría que existe una receta genérica de Baileys en el mundo angloparlante. Ya en castellano me encontré con cosas que me parecieron bien raras. Recetas que usaban desde huevos hasta dulce de leche. Mi receta es prácticamente idéntica a la genérica angloparlante y da por resultado una crema irlandesa bastante interesante. Y no digo más, porque eso lo dejo para “El veredicto” ahí más abajo.

Baileys Casero

  • 1 pote de 200 ml de crema de leche
  • 1 lata (universal) de leche condensada
  • 1  2/3 de taza de whisky
  • 1 cucharadita de café instantáneo
  • 1 cucharada sopera de Nesquik (o cualquier polvo para preparar leche chocolatada similar)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de esencia de almendra

Colocar todos los ingredientes en el vaso de una licuadora (o batidora, mini pimer, etc) y batir por 30 segundos aproximadamente. Colocar en alguna botella bonita y cerrar bien. Agitar antes de consumir.
Opcional: estacionar durante una semana. Fuentes indican que el sabor mejora aun más pasado este tiempo.
Esta receta rinde aproximadamente 900 ml.

Algunas recetas indican que esta preparación se conserva en frío entre cuatro y seis semanas. Otras indican hasta 4 meses. Curiosamente la entrada de wikipedia de Baileys indica que según el fabricante no se usan conservantes, ya que el alcohol del producto conserva la crema. El licor Baileys (otra vez, según su fabricante) se conservaría abierto o cerrado, refrigerado o no, por hasta 24 meses después de su fecha de fabricación siempre y cuando se mantenga entre 0° y 25° C y protegido de la luz solar. Para facilitar esto último es que las botellas son de de vidrio oscuro.

Una foto publicada por Antares (@antares_chan) el

El veredicto:

No debería opinar sobre esta preparación. Verán, soy abstemia. Como me canso de decir, no tengo nada contra el alcohol… Pasa que no me gusta su sabor por lo que realmente no me sale consumir este tipo de producto. No por placer, al menos.
Aun así, esta crema me resulta pasable y un tanto más. Realmente no recuerdo demasiado el Baileys “industrial” pero tengo la impresión de que este licor/crema es algo más suave, lo que se puede remediar usando más o mejor whisky de ser necesario. Lo que me juego que hace LA diferencia con respecto a otras recetas (y así sin probarlas) es la esencia de almendra: No estoy segura con respecto al sabor, pero el aroma que deja es tan notorio como agradable.
Si hacés crema irlandesa casera, sin importar la receta que uses, ponele esencia de almendras.

 

Contate algo: