Arroz a la griega

Escrito en Ago 7, 2014 bajo Blog, Recetas, Salado | Sin Comentarios

Esta receta la conocí por Febrero del año pasado. La comí por primera vez en el restaurante “Souza” de Torres, con un plato llamado “pollo a la gaviota” que incluía -aparte del pollo- este arroz y papas fritas. Qué decir, que si me han dado gato por liebre (o gaviota por pollo) ni me importa de tan rica que estaba la comida ahí. Lamentablemente el sitio de dicho restaurante ya no parece estar online (¡horror!) pero quien quiera visitarlo solo tiene que googlear “restaurante souza torres”, que salen mil referencias.

¿Yo? Releyendo mis viejos posts me acordé de esta comida y me dieron TODAS las ganas de prepararla así que saqué ingredientes de varias recetas y me armé esta, digna de Frankenstein.
Cabe decir que el arroz no parece tener mucho de griego y es una comida relativamente comunarda, muy fácil de preparar y muy rendidora.
¿…Que si es rica? ¿Cuándo te preparé algo que no te gustara?

Arroz a la griega  de Antie

  • 1 chorro generoso de aceite
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 morrón rojo
  • 1 morrón verde
  • 1 cebolla mediana
  • 1 1/2 tazas de arroz
  • 3 tazas de agua hirviendo
  • 3 cubitos de caldo de gallina (o cualquier otro sabor que a uno le guste)
  • 100-150 gramos de pasas de uva
  • 1 taza de granos de choclo
  • 1 diente de ajo (o ajo en escamas)
  • Sal a gusto

Picar la cebolla y el ajo y apartar. Cortar la zanahoria y los morrones en juliana. (Para los morrones, se puede usar esta técnica que me enseñó mi amigo Gordon Ramsay).

En una olla preferentemente anti-adherente mandar el aceite y rehogar los vegetales que acabamos de cortar por algunos minutos. Agregar el arroz y rehogar un toque más (hasta que se empiece a pegar en el fondo está bien).

 

 

Hechar el agua hisviendo en una taza con los cubitos, disolverlos y agregar a la olla. Agregar también el choclo y las pasas . Bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar por unos 15-20 minutos con la olla parcialmente tapada hasta que todo quede más o menos sequito y cocido.

Dejar descansar por lo menos 10 minutos antes de servir.

 

 

El veredicto

He de decir que si bien esta receta es hiper-rica, no me quedó tan dulzona como la del restaurante, que creo que llevaba solo choclo, zanahoria y pasas (no es que a esta altura recuerde). Cuestión de variarla un poco, cosa que se puede hacer de mil maneras, sea sacando ingredientes o agregando otros (arvejas, jamón o panceta, carne o pollo, aceitunas, berenjenas, lo que se te cante realmente).
Obviamente con mi manía de revolver de más (y cuando no pifiarle a los cálculos) la primera vez que preparé esta receta terminó en risotto. Uno muy rico cabe aclarar, pero la consistencia que pretendía era otra. Ya la segunda vez que lo preparé (esta misma noche) quedó de lujo. Mi único problema fue cuando se me partió al medio el cucharón que estaba usando.
Nota mental: no comprar más implementos de cocina baratones.

 

 

Otra cosa importante de comentar es que esta receta es bien rendidora. Son al menos unas 10 porciones de un plato que llena una barbaridad sin ser especialmente calórico. Cada porción (y a mí me cuesta terminarla) tendría unas 170 calorías. Otra cosa cómoda es que salvo que sean 10 en tu casa podés congelar lo que sobre, que dura hasta 3 meses en el freezer.

De la receta que comí en Souza destaco lo EXCELENTE que quedaba acompañada con las papas fritas. De la mía, que finalmente estoy comiendo más vegetales. Y ni hablar de que hubiera jurado que jamás iba a encontrar un plato con el que no dejara a un costadito las pasas de uva.
¿Qué? Soy así de hinchapelotas con la comida. A esta altura ya deberían saberlo…

 

Contate algo: