Muffins de canela de Majo

Escrito en Abr 8, 2013 bajo Blog, Recetas, Tortas/Cupcakes | 4 comentarios

Hace algunas semanas que con Mr. Dorima hacemos “Game Nights” durante los fines de semana. La primera fue accidental, una noche que salimos con mis amigas y terminamos en casa jugando Resistance. El resto ya fue más buscado.

No es sorpresa que le haya tomado el gusto a cocinar. Alimentar a la gente es algo que noté que me sale sin mucho esfuerzo y me alegra mucho ver las caras contentas cuando les gusta lo que hago. Así las cosas, cuando Cynthia me dijo de hacer panqueques aquella noche que salimos, me pareció natural ir y hacerlos. Si a ella le gusta lo que preparo y a mí prepararlo ¿por qué no lo voy a hacer? 🙂

El finde largo pasado fue otra noche de juegos (con Bang! y City of Horror), pero me quedé mal cuando mis invitados se fueron temprano (no sé si las cuatro de la mañana es tarde o temprano, pero bueh) y me quedé debiéndole a mis invitados algo rico para la madrugada. Quise cumplir sin falta está última vuelta.

Esta receta me la dio Majo, la pareja de mi suegro. Entre los muchos elogios que tengo para ella, Majo es una muy buena repostera. Esta rica receta la prepara cada tanto para reuniones familiares y me sorprendió mucho. Principalmente porque pues… ¡A mí no me gusta la canela! Sé que tengo gustos medio estrambóticos y justamente por eso es que me sorprendí mucho en apreciar una receta que lleva un ingrediente que toda mi vida consideré que “arruinaba” las comidas.

Torta de Canela

 

Así tal cual me pasó la receta Majo.
Normalmente la sigo a pie de la letra de puro vaga, pero a veces se me da por agregarle una cucharadita de polvo de hornear o sustituir el agua por leche, ya que estos detalles mejoran un poco la receta final.

Fe de ratas:
Esta receta aparentemente viene de un viejo libro de cocina español o cubano (nunca se sabe con Majo) así que no es nada específico con las mediciones. Yo misma me tomé el trabajo de googlear bien todas las medidas la primera vez que hice esta receta, así que transcribo los equivalentes para que no tengan que googlearlos ustedes:

  • 400 gr de harina leudante
  • 2 cucharadas soperas de canela
  • 2 huevos
  • 250 gr de azúcar
  • 1 pocillo de aceite (100 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml). Opcional: cambiar el agua por leche
  • Opcional: 1-2 cucharaditas de polvo de hornear
  • Azúcar impalpable para espolvorear

 

 

La preparación es bien simple:
Unir los ingredientes secos y los húmedos por separado (no es obligatorio, yo nunca respeto el orden) y finalmente batirlos juntos. Hornear a temperatura media hasta que al pinchar la masa el cuchillo salga limpio. Como muffins fueron 15-20′  por docena, como bizcochuelo debería ser el doble de tiempo, aproximadamente.

Espolvorear con azúcar impalpable una vez frío.

Esta receta rinde dos docenas de muffins de tamaño mediano (5 cm de base) o una torta no muy grande.

 

Una foto publicada por Antares (@antares_chan) el

 

El veredicto:

Yo no debería opinar, ya que se trata de la receta que me hizo reivindicar la canela. La vez anterior que la hice mis comensales (Mr. Dorima y Lalo) se los mandaban por docena ni bien salían del horno y para colmo con dulce de leche, los muy chanchos.

4 Comentarios

  1. Para creer, hay que probar… kkkkkkkk

  2. Naaaaahhhhhhh!!!! Pero si esta receta está hecha para mi, con lo que me gusta la canela!!!
    Mirá…, si no fuera porque estoy con un empacho que pa’qué, y que creo que los huevos nos están muy bien que digamos, me ponía a hacerla YA!

    • Entonces te la recomiendo doblemente para cuando estés mejor (porque los huevos mientras no estén podridos, son todo lo mismo). ¡Esta receta es la posta! 😛
      No deje de contar después como le fue. ♥

  3. ¡Uh, posta que no te aparecés hace MUCHO! Tu blog estará caído en batalla, pero sigue siendo blog. 😉

Contate algo: