¿Privacidad?

Escrito en Mar 1, 2013 bajo Blog | Sin Comentarios

La privacidad online es un tema importante. ¿No? Según.  Como todo en esta vida, hay muchas cosas que me chocan y la más notable para mí es la incoherencia.
Y con incoherencia me refiero a aquel contacto -que creo que todos tenemos- que publica en su cuenta de Facebook que no le gusta poner información personal online, pero su cuenta es más pública que la merde. Y no le querés decir porque -changos- es gracioso verlo así de “expuesto”. Que no, porque realmente ¿a quién le importa? Sino más bien para ver cuanto tarda en caerse del catre. 😀

Algo similar sucede con la gente que insiste en poner medidas extra de seguridad en sus webs y tal, pero son tan poco versadas que no hace falta mucho más que un poco de curiosidad para  rodearlas. Y la curiosidad es la clave ahí: donde no hay nada que esconder, no hay nada que buscar. Si no hay siquiera carta, no se puede robar nada.

Después está la gente que simplemente es irresponsable al respecto. La geo-localización es una cosa muy interesante, pero cuando estás comunicando públicamente y en tiempo real que estás en un lugar (y/o no estás en otro) lo único que hace falta para perjudicarte son las ganas. Será que he sabido tener muchos acosadores en mi época para querer informar públicamente mi presencia en cualquier lugar, pero si repentinamente veo que posteaste en Foursquare que estás tomando un café en tal parte y sé donde vivís… Bueno, me ocurre pensar qué más necesitaría para ir a robarte. 😛

Lo mismo me pasa cuando veo a la gente subiendo fotos geolocalizadas a redes sociales. …Geolocalizadas en su casa. Y me pongo a comparar logs como para tratar de pensar cuan fácil sería que alguien más pudiera atar los cabos. En especial si se trata de gente con importante presencia online, popular o simplemente acosable (no por mí, ¿eh? yo solo soy una curiosa de la vida). Digan que los acosadores de verdad no son tan vivos como podrían ser, que sino…
Y ni hablar lo fácil que puede resultar ubicar la residencia de alguien, teniendo un mínimo de información y un buscador. Más de una vez me ha pasado de encontrar mucho más de lo que esperaba gracias al (o por culpa del) Cache de Google.

Y tooodo esto sin siquiera pensar en si es ético postear información de niños. Sí, muy lindo ¿pero se te ocurrió que Pepita en un futuro talvez no quiera que toda su infancia esté en internet? Para pensar.

Con esto no busco causarle paranoia a nadie. Más que nada porque lo más probable es que su información no valga dos centavos y su vida privada sea más aburrida que chupar un clavo. Y es lo normal. Ni siquiera los números de tarjeta de crédito son tan vulnerables o valiosos el día de hoy, y aun cuando hay grandes robos de información los daños no son tan grandes como el miedo.
Uno dirá que es obvio, pero nunca está de más recordar que si hay algo que no querés que el resto del mundo sepa… no lo pongas en internet. Si sabré de gente que todavía no se enteró… 😀

Contate algo: